Número 15 Abril de 2001

Edición especial sobre Filipinas

NewsCasting

Un panel de expertos evalúa opciones de reestructuración

En los 10 últimos años, la demanda del plomo aumentó entre 10 y 15 por ciento en los países asiáticos en vías de rápido desarrollo industrial. Si bien la reciente crisis económica de Asia redujo temporalmente ese índice de crecimiento, no han cambiado los factores que fundamentan la demanda del plomo, en particular el crecimiento de la cantidad de vehículos y la necesidad de contar con suministros energéticos de respaldo para el sector de la tecnología de la información. Dado que los países en vías de rápido desarrollo industrial no son productores de plomo primario, sólo pueden satisfacer la demanda con la recuperación del plomo a nivel nacional y las importaciones de materiales de desecho y de plomo primario y secundario. Al tener en cuenta esos factores, el manejo racional de los desechos de plomo en las Filipinas es una parte integral e imprescindible del control eficaz y sólido del plomo como importante recurso natural.

Junto al ILMC, la División de Comercio, Medio Ambiente y Desarrollo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) se ha dedicado a analizar los efectos de la Enmienda de la Prohibición de Basilea sobre la difusión y el uso eficaz de las tecnologías de procesamiento ecológicamente racionales. La parte del proyecto que está a cargo del ILMC se ocupa fundamentalmente del manejo adecuado de las baterías de plomo ácido usadas (ULAB, por sus siglas en inglés) e incluye un programa para mejorar la salud ocupacional y el medio ambiente, destinado a los sectores autorizados y no autorizados de la industria del plomo secundario. El Proyecto del ILMC complementa a la perfección la labor emprendida por la UNCTAD y ha sentado las bases para reestructurar las opciones a las que se enfrenta la industria del plomo secundario de las Filipinas e integrar al sector autorizado las actividades no reguladas.

De todas maneras, aunque las recomendaciones de reestructuración derivadas del estudio sean atractivas, su aplicación es muy poco probable, a menos que los cambios cuenten con el respaldo del gobierno filipino, preferentemente en colaboración con la industria y las demás partes interesadas. Con ese fin, la UNCTAD, junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el grupo de ONG con sede en Manila, las Empresas Filipinas para el Medio Ambiente  (PBE) y la Junta de Inversión de Filipinas (BOI) establecieron un panel asesor de expertos, integrado por varias partes interesadas que se encargaron de analizar los estudios de la UNCTAD y del ILMC, revisar las recomendaciones y rendir un informe ante el Departamento del Medio Ambiente y Recursos Naturales (DENR).

Se acordaron las siguientes metas para el Panel Asesor de Partes Interesadas:

  1. preparar una estrategia nacional congruente y detallada para el manejo y recuperación sustentables del plomo que se extrae de las baterías de plomo ácido usadas;
  2. asesorar al gobierno sobre los elementos esenciales y las políticas adecuadas para aplicar una estrategia nacional exhaustiva sobre el manejo sustentable del plomo, teniendo en cuenta las prioridades sociales, de desarrollo y medio ambiente del plan actual;
  3. garantizar una colaboración estrecha y constructiva para que el manejo de recursos naturales y la recuperación de esos recursos sea ecológicamente racional y económicamente viable, sin comprometer los objetivos de desarrollo social;
  4. procurar que el manejo sustentable de recursos naturales adquiera un enfoque multidisciplinario e interdepartamental con el fin de mejorar la coherencia entre las políticas ambientales, comerciales, económicas y sociales a nivel nacional;
  5. efectuar recomendaciones sobre el uso de instrumentos económicos que fomenten la prevención y reducción de residuos al mínimo, así como la aplicación afín de tecnologías que no sean perjudiciales para el medio ambiente;
  6. asesorar al gobierno sobre la forma de abordar los problemas ambientales creados por la recuperación parcial del plomo en el sector informal y por causas sociales subyacentes;
  7. asistir al gobierno en el cumplimiento de los objetivos del Convenio de Basilea.

Durante la primera semana del mes de marzo, veinte participantes se dieron cita en la primera reunión de la Academia de Desarrollo de las Filipinas, en representación de las diversas partes interesadas.  Asistieron representantes de las siguientes dependencias gubernamentales: Departamento de Ciencia y Tecnología, Departamento de Asuntos Exteriores, Autoridad Nacional de Desarrollo Económico, Oficina de Gestión Ambiental del Departamento del Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Junta de Inversión del Departamento de Comercio e Industria.  También se encontraron presentes cuatro organizaciones ambientales no gubernamentales: Green Forum, Fundación ABS-CBN para  Bantay Kalikasan ("Vigilancia de la naturaleza"), Empresas Filipinas para el Medio Ambiente  (PBE) y la la Mesa Redonda Filipina sobre Prevención de Contaminación (P3R). En representación de la industria del plomo secundario Philippine Recyclers’ Inc (PRI) y  concurrieron, además, representantes del PNUD, UNCTAD y ILMC.

El grupo advirtió que las restricciones que impone al comercio la Enmienda de la Prohibición de Basilea, han dificultado en gran medida el acceso a fuentes extranjeras de plomo de desecho. Por consiguiente, el sector industrial autorizado podría retirarse fácilmente del reciclaje de baterías de plomo ácido usadas, con lo cual una gran parte de la recuperación del plomo quedaría en manos del sector informal y aparejaría consecuencias perjudiciales en el manejo de este recurso y en los aspectos ambiental y ocupacional. En vista de las circunstancias, los fabricantes de baterías de Filipinas posiblemente aumenten las importaciones de plomo primario refinado a fin de satisfacer la brecha entre la oferta y la demanda a nivel nacional. En resumidas cuentas, ante la ausencia de una clara estrategia nacional sobre el reciclaje de baterías usadas, existe la posibilidad de que se generen problemas graves en la salud pública, el medio ambiente y la recolección. 

Lisa Antonio, moderadora del Panel y Directora Ejecutiva del PBE, resumió los temas y definió el desafío de la siguiente manera: “¿Cómo abordar la situación de la oferta y la demanda de baterías de plomo teniendo en cuenta los efectos económicos, sociales, ambientales y de salubridad?”.

Al ponderar ese desafío, el grupo analizó diversas opciones para lograr una estrategia nacional detallada, cuyo objeto sea abordar los efectos ambientales y las repercusiones sociales del sector de reciclaje no regulado.  PRI recalcó que la clave del éxito de una estrategia es que mejore la capacidad técnica de la industria y dé origen a un clima económico capaz de mantener un sector de reciclaje viable, a fin de contar con los fondos para realizar mejoras en el desempeño ambiental y reducir la exposición al plomo. Los representantes de las ONG subrayaron la importancia de crear mayor conciencia en el público sobre los posibles riesgos y oportunidades de los distintos sistemas de recolección de baterías usadas.  

Acto seguido, el Panel definió sus objetivos inmediatos:

  1. reducir el impacto ambiental del sector informal y aprovechar los beneficios de su infraestructura de recolección;
  2. mejorar la recolección de baterías de desecho a nivel nacional;
  3. optimizar el reciclaje de baterías usadas, en forma ecológicamente racional y económicamente viable, mediante la mejora de la capacidad técnica de los recicladores;
  4. reducir al mínimo la generación de desechos;
  5. crear mayor conciencia en el público y fomentar su participación para reducir el riesgo inherente a la recolección de baterías usadas.

Brian Wilson, Gerente de Programas de ILMC, puso de relieve que el Panel debe buscar la forma de llegar a un acuerdo con el sector informal para fomentar un cambio en sus operaciones. Asimismo, el Panel reaccionó favorablemente a las iniciativas adoptadas por EMB, según las cuales se emplea la facultad reguladora de esa entidad para complementar el esfuerzo sincero de integrar el sector informal. No obstante, todos los integrantes estuvieron de acuerdo en que el Panel Asesor sería más eficaz si contara con la representación del sector informal. Por consiguiente, PRI y la BOI se comprometieron a reunirse con tres propietarios de plantas de reciclaje de baterías del sector informal para tratar de convencerlos de la necesidad de participar en las deliberaciones del Panel.

Cuando la reunión llegó a su fin, Marco Carlos de la BOI informó al grupo que la BOI y el DTI estaban preparados para convertirse en la dependencia principal del gobierno y que apoyarían y facilitarían las actividades del Panel de partes interesadas, con sujeción a los protocolos legales habituales.

Olivia Castillo, Directora de P3R, manifestó que las opciones de reestructuración ciertamente exigirán un conjunto de incentivos. Acto seguido, se comprometió a comunicarse con los Bancos de Desarrollo Mundial y Asiático para informarles de las metas y objetivos del Panel Asesor y solicitarles apoyo en el lanzamiento de tecnologías “limpias” de reciclaje de baterías y la organización de consorcios regionales de recolección y recuperación de baterías usadas.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ILMC añade un elemento a la Tercera
Conferencia APRCP: el “diseño”

La Mesa Redonda Filipina sobre Prevención de Contaminación (P3R) se creó en junio de 1997 con el fin de incentivar a los sectores comercial, industrial, gubernamental, comunitario y de otra índole a abordar los crecientes problemas de contaminación del país mediante la adopción de procesos para lograr una producción más limpia.

P3R tiene por objeto crear conciencia sobre la necesidad y el beneficio de lograr una producción más limpia en lugar de recurrir a soluciones de último momento. Pretende, a su vez, ser un foro en el cual las diversas partes interesadas compartan objetivos comunes y negociados. La mesa redonda invita a todos los sectores a ofrecer su aporte a la prevención de la contaminación. Por lo tanto, el grupo examina distintas soluciones, que abarcan desde el proceso de fabricación industrial ecoeficiente hasta los programas de reciclaje de las comunidades. Su objetivo es comprobar las ventajas económicas y ecológicas de la prevención de la contaminación y, asimismo, demostrar que una producción más limpia incrementa la eficiencia del proceso fabril y la calidad del producto.

En realidad, la conferencia se inició dos días antes de la inauguración oficial con una serie de sesiones de capacitación sobre producción más limpia, destinadas a delegados de países en vías de desarrollo. Aprovechando el éxito de la Mesa Redonda del Pacífico Asiático para una Producción Más Limpia (APRCP), celebrada en Bangkok en 1997, y de la segunda conferencia realizada en Brisbane en 1999, se llevó a cabo la tercera Conferencia APRCP en Manila a fines de febrero. Dado que la estrategia de producción más limpia ha evolucionado en la región de ASEAN (Asociación de Naciones del Asia Sudoriental), el tema de la conferencia fue “Una producción más limpia para el crecimiento sustentable”,  tema que resultó muy adecuado ya que la producción limpia no puede, por sí sola, garantizar la sustentabilidad. Este punto se planteó varias veces durante la semana de la conferencia cuando los delegados analizaron el control de la cadena de suministros y los conceptos de la Evaluación del Ciclo Vital (LCA).

Durante la ceremonia oficial de inauguración, los delegados fueron recibidos por Miguel T. Arroyo, esposo de Gloria M. Arroyo,  Presidenta de Filipinas.  El discurso principal estuvo a cargo del Dr. Thomas Aquino, Subsecretario de Comercio Internacional de Filipinas del Departamento de Comercio e Industria, quien manifestó el orgullo de la nación de encontrarse a la vanguardia del programa ambiental de la región asiática.

La conferencia abarcó una amplia gama de temas ambientales y los delegados tuvieron la oportunidad de escoger entre cuatro talleres paralelos sobre ISO 14001: ecoindustria, finanzas, métodos de evaluación y la nueva iniciativa de rendición de informes global. Asimismo, se llevaron a cabo deliberaciones en cuatro paneles, los cuales trataron las políticas, regulaciones y capacitación relativas a la iniciativa de producción más limpia.

Se invitó a ILMC a participar en la sesión sobre Diseños del Ciclo Vital (LCD) y se lo seleccionó para presentar una ponencia titulada "Battery Design for Cleaner Production" (Diseño de baterías para una producción más limpia). Dicha ponencia se elaboró con dos objetivos: cerrar el círculo del reciclaje en el ciclo de la sustentabilidad y proporcionar la oportunidad de poner de relieve que un diseño adecuado es la clave de la producción limpia y la sustentabilidad.  En la sesión paralela sobre el LCD, se presentó un estudio de la industria del acero en India, a cargo de Meenakshi Kakkar, en el que se demostró que la “LCA es un medio eficaz para lograr una producción más limpia”. Posteriormente, se examinaron los principios del diseño adecuado con el artículo de Willie Nava de P3R sobre “Prevención de la contaminación a través del diseño del ciclo vital”. ILMC recalcó que, en todo sentido, los fabricantes de baterías modernas aspiran a lograr la filosofía de la “producción más limpia”. Aunque son cada vez más los fabricantes de baterías acreditados según la norma ISO 9002 de calidad superior, gran parte de ellos están ahora certificados según la norma ISO 14001, la cual reconoce los “Sistemas de manejo ambiental” que éstos emplean. Por consiguiente, existe una mayor cantidad de plantas de fabricación de baterías que se adhieren a las normas de prácticas ecológicamente racionales.

La ponencia del ILMC, presentada por Brian Wilson, explicó que la selección de los componentes precisos para las baterías es un factor crítico dentro del “Ciclo de producción más limpia”. Se garantiza la producción limpia cuando las baterías se diseñan con componentes fácilmente reciclables que no presentan un riesgo ambiental innecesario durante o después de la fabricación.

Durante el acto de clausura de la Conferencia, Olivia Castillo,  Presidenta de la Tercera APRCP, presentó la carta oficial de la Cuarta Conferencia APRCP al Honorable Sr. H.E. Soeratmin, embajador de la República de Indonesia, la sede de la próxima conferencia.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NewsCasting es una publicación trimestral del International Lead Management Center, asociación sin fines de lucro creada por la comunidad internacional del plomo en respuesta a la necesidad de adoptar medidas internacionales en relación con la reducción del riesgo del plomo.  Por favor dirigir la correspondencia a:

International Lead Management Center
P.O. Box 14189

Research Triangle Park, NC, 27709
Estados Unidos de América
Teléfono: ++ (919) 361-2446
Fax: ++ (919) 361-1957
Internet: http://www.ilmc.org/ 
Correo electrónico:
mail@ilmc.org